lunes, 11 de octubre de 2010

Orgánicos: ¿son realmente sustentables?

Por TuVerde.com*

Generalmente utilizamos la palabra “orgánico” como sinónimo de sustentabilidad y salud. Pero, si bien es cierto que aquellos productos con sello orgánico fueron producidos sin agroquímicos peligrosos, eso no quiere decir que los procesos sean ’sustentables’.
La palabra orgánico muchas veces también está asociada a pequeños productores locales, pero a medida que el mercado de lo orgánico crece, también debe crecer la escala de producción y comercialización. Por ello, en países desarrollados como Estados Unidos muchas pequeñas etiquetas o productores vendieron sus marcas a grandes corporaciones que ponen en duda cuán genuina es la denominación.
A su vez, existen producciones que no están certificadas pero que representan formas sustentables de cultivo, es el caso de los vegetales y algodón agroecológicos.
La pregunta es, entonces, ¿son los productos orgánicos de por sí sustentables, o simplemente no tóxicos?, ¿de qué forma pueden los consumidores elegir la alternativa más verde?
La reflexión viene de un artículo en TreeHugger.com, que pone el foco sobre la tendencia de grandes corporaciones adquiriendo etiquetas pequeñas orgánicas y comercializándolas sin su logo. De esta forma, las personas adquieren un producto de su pequeña marca favorita sin saber que una gran empresa está involucrada y sin certeza sobre si la forma de producción de la misma continúa siendo la anterior a la compra.
Por un lado, el que grandes empresas estén involucradas es algo bueno, porque significa que más productos saludables van a estar disponibles para los consumidores y a un mejor precio. Pero, ¿qué compramos cuando compramos orgánico? A medida que el mercado crece, debemos empezar a replantearnos la forma en que cambian las denominaciones y las prácticas detrás de ellas.
Así, hoy orgánico es un producto que está cultivado sin la presencia de agroquímicos. Pero ello no quiere decir que todo lo que involucra a la sostenibilidad de la tierra y el cultivo sea tomado en cuenta. En cambio, la agroecología se refiere a procesos completamente enfocados en la sostenibilidad, donde lo que se busca es dar prioridad al buen uso de la tierra, fertilizantes naturales y a los resultados a largo plazo.
Pero a no desesperar. Esto no quiere decir de ninguna forma que haya que dejar de adquirir productos orgánicos, sino simplemente que esta palabra no denota todo lo que rodea al producto. Los orgánicos siguen siendo una alternativa más saludable que los cultivos comunes, pero si uno quiere ir más allá, debe preguntar y adentrarse en el origen de los alimentos y cultivos.
Así, adicionalmente a apoyar a aquellas empresas que tienen productos orgánicos en el súper, es interesante también apoyar a iniciativas locales y de pequeños productores que quizá no tengan recursos para certificaciones, pero sí prácticas naturales y sustentables.

*Revista digital